lunes, 16 de julio de 2007

HOY PUEDE SER SU DÍA DE SUERTE


Inserte una moneda en el CPU y pida un deseo.
-

12 comentarios:

Alma Larroca dijo...

vine a agradecerte el poemita de gregorio, me mataste con paula apila los palos! (aunque debo decir que lo tenía bastante presente porque hace poco una amiga de la primaria -llamada paula!- me lo recordó).

che...estoy probando con la moneda pero la máquina me la devuelve, creo que mi día de suerte sigue sin aparecer.

jene dijo...

Bonito collage!
Pero le aviso que me debe un peso que acabo de meter por la ranura de la disketera y los chinos del ciber se niegan a devolver ni a tomar en parte de pago.
:)
saludos

agdamus dijo...

Muy graciosa esta maquinola!
Puse la moneda, pedí el deseo y ahora me abanica mientras me saca fotos avanzando en patineta a propulsión oreja.
No era el deseo que pedí pero la función bien valió el peso.

fan dijo...

era la única moneda que me quedaba, la puse y pedí: "ojalá que me la devuelva así me tomo un café" y se cumplió!

magaláctica dijo...

el sr. gran hermano me hizo bajar de la patineta!!! Después me asestó un golpe con el abanico al grito de: ¡¡deseos como ese sólo con billetes grandes!! Y bué... al menos me tiré el lance...
(ojo, el collage, me encanta igual! Avanti meli con tus bellas y variadas producciones!!)

hurón . dijo...

Puse la moneda, pero el deseo no lo digo por las dudas que no se cumpla...

Melina dijo...

Alma: entre nos, he escuchado de algunas extrañas oportunidades en que el aparato ha cumplido deseos sin cobrar un céntimo por sus prestaciones. Y no me asombraría que esta fuera una de ellas (la máquina tiene cierta preferencia por los deseadores que “creen” y vienen dispuestos a insistir; los reconoce al instante.). ...Quién le dice? A lo mejor es cuestión de esperar nomás...

“¡Qué linda mallita de lana!
¡qué envidia les da a las ranas!”


Ansiedattt, Jene...! jajaj (El Mal de nuestra Era, además de los cibers): usté no sólo quería su deseo si no que se le otorgara IPSO FACTO!! Ahi tiene!: los señoles nipones le dielon dulo. (Y me temo que son los más autorizados para juzgar correctamente su caso: paciencia china, que le dicen.). Ejercítese en el arte de hacer la grulla y de todos los preceptos del Señor Miyagi (pulir-encerar, pulir-encerar, Jene San), escriba su deseo con pincel de un solo pelo de vaca sobre 40 granos de arroz y consulte el oráculo nuevamente. :)

Agdamus: Epa! este tipo de respuesta no es usual! Formuló su deseo con claridad? Está seguro de que no era lo que pidió?? Aunque, si se conforma con el número... Es cierto: no todos los días se encuentra uno quien lo registre y apantalle (mucho menos a fuerza de oreja!). Sí. Creo que puede considerarse afortunado.

Magaláctica: Disculpe las molestias. (Los de mantenimiento acaban de informarnos que hay algún que otro cable pelado y que por estas horas se encuentran abocados a localizarlo.). Le recordamos, de todos modos, que la empresa no se responzabiliza ante ninguna consecuencia que pueda acarrear el tratamiento abusivo del equipo. Viene provisto de un dispositivo de alerta roja. Y cuando se recalienta..., se rrrrecalienta.

...No tema, Hurón! Su deseo ha ingresado en el sistema y garantizamos la más estricta confidencialidad. (El artefacto también ha sido convenientemente desbocado a los fines, no sé si notó.)

Y Fan...: clap, clap, clap!: deposite el papel del sobre de azúcar y pida dos! Para la máquina uno doble.

Ch-K-ffuisssss...
*EL AUTÓMATA SE ENCUENTRA TEMPORARIAMENTE FUERA DE SERVICIO*

Vero dijo...

Sí me animé a pedir un deseo porque esta máquina no me pide condiciones de cadena, no me amenaza con cien años de mala suerte si no reenvío a quinientas personas en un minuto la información. Parece un genio macanudo, piola como el de la lámpara de Aladino, sólo que éste pide dinero y aquel solicitaba frotamiento. Muy atractivo el collage.

Melina dijo...

...Aladino pedía mucho más.
Desde entonces el valor de los deseos ha caído mucho en La Bolsa, Vero. jajaj

tía tón dijo...

Inserto moneda.
Pienso deseo...
Pienso deseo...
Pienso deseo...
¿No hay máquina para saber lo que deseo?

Melina dijo...

Sí, Tía Ton. A la izquierda. Ahí. Esa roja. Pero hay que darle pausa a la gris que está arriba para que funcione bien.

kokin de domingo dijo...

Inserté la monedita y.. me quedé esperando. Qué iluso !! De estas máquinas no salen besos...