domingo, 16 de septiembre de 2007

URGENTE!!

(CARTA DESESPERADA AL PROFESOR OMISO)

Estimado Profesor Moquiso:

Estoy desesperada.
AYER SE ME ENCARNÓ POR SEGUNDA VEZ UNA UÑA DEL PIE.
¡¡Diosss!!, ¡¡recordando sus disquisiciones acerca de la reencarnación, no pude pegar el ojo en toda la noche!! Surgían en mí (¡como a borbotones, Preceptor!) inquietudes ESPELUZNANTES! Desfilaban ante mis ojos imágenes DANTESCAS!! Pensaba:

"¿¿Será que estaré reencarnando prematuramente en... tapir, por ejemplo, y empecé por la uña??", "¡¡El Toropoderoso me proteja!! ¡¿en qué iré a reencarnar?! ...¡quizás la uña sea sólo el principio de una mutación espantosa!!", "¿¿Será inminente??...¡¡quizás mañana amanezca con cabeza de mulita pampeana y ya no pueda ni siquiera darle al Preceptor Omiso cuenta de mi problema...!!", o bien: "¡¡Si esto duele una uña ni quiero imaginar lo que puede llegar a venir!!".

Mil presentimientos como estos acuciaron mi pobre cerebro agobiado la noche de anoche, Profesor Noquiso. A tal punto que decidí levantarme y escribirle IPSO FACTO. Le ruego su respuesta no se haga esperar: Temo que puede ser cuestión de vida o muerte!! ...o de muerte en vida (como verá mi desconocimiento me tiene sumamente confundida). ¿¿Qué hago?? ¿¿voy al pedicuro??... ¡¿¿Y SI ME CORTA LA REENCARNACIÓN??!

¡¡Por lo que más quiera!!: ¡¡guíeme Usté, Profesor SoMico, con su vasta sapiencia acerca de este proceso tan delicado como ignoto!! Le estaré eternamente agradecida (así mute en orangután, bicho bola o paramesio).-

Suya de usté,
Cora Zona.-

16 comentarios:

magaláctica dijo...

Estimada Cora:
Ante todo, paciencia. El proesor Comisios, tras leer su inquietante misiva, ha marchado a la India en busca de respuestas concretas a su malestar. Demientra, como tratamiento provisorio y paliativo, me ha pedido que le adelante los siguientes consejos:

1) No rasguñe las piedras
2) No hay mal que dure 100 uñas.
3) Recite: "Uña mañana, mientras el café mezclaba, en uña servilleta blanca yo me reencarnaba yo me reencarnaba".

A su indisposición como siempre,
su asistenta Maga Rate Catalina

hurón . dijo...

Muy buena carta, muy divertida!
Cuantas dudas pueden traer una uña!

Alma Larroca dijo...

no tengo idea de que va tu relación con el profesor esquizo... esperemos que su respuesta esté a la altura de las circunstancias!

pd: vine a decirte que me encantó el comentario que me dejaste, GRACIAS.

Melina dijo...

Señorita Maga Rate!! Por fin pinta alguien en ese despacho!! Doña Cora ya se estaba desencarnando la uña a fuerza de mordiscones!!! Se fue. Debe estar tomando el subte B en este momento, dijo que ahora que sabe que reencarnamos se iba a Chacarita a avivar dormidos (y mire que yo traté de disuadirla, eh?, “el Comisio ese es un fraude, nenaa!”, le dije). Pero, en fin; hé de encargarme de hacerle llegar sus instrubciones. Al fin y al cabo usté no tiene nada que ver con ese pelafustán.

Gracias, Hurón! Es que la uña da para mucho... Su problema reside en que le hacen mala prensa. (Pese a ser una herramienta de aplicaciones múltiples, y con innegables ventajas por sobre otras: es portátil, gratuita, autorenovable...). Madres y maestras se ofrecerían gustosas a confeccionar manifiestos virulentos en perjuicio del noble uso uñal. Y si no lo hicieron hasta ahora es por una única razón: a ellas también les gusta rascarse.

si lo conocieras, Alma...! hay tanta gente acerca de la cual me hago preguntas que no puedo responder...! La verdad es que cada vez entiendo menos. El sueño de la razón me produce monstruos. jajaj. A veces altísimos, otras pigmeos; unos divertidos, otros horrorosos (los jíbaros! los jíbaros son los peores!). Por eso intento esperar menos también. Solamente Cora Zona (que es una tonta insuperable) puede esperar respuestas coherentes de un señor esquizo (jaaaajjjajaj, me encantó!). Pero no me digas que no tenemos un poco de ella todas!
Gracias por volver!! (justo para la reencarnación, Alma)

jene dijo...

Carne y uña, tal para cual!
Los Profesores son así, están para despertar dudas y apenas para aclararlas...
Tacho de agua tibia y sal, y a remojar la uña, cosa que el reencarne sea más blando.
saludete

Melina dijo...

están? jajaj. Jene!, más allá de eso: qué hay?? ...La Certeza es como "El camaleón, mamá"...!
(Doña Cora ya se ha puesto en remojo y desde el tacho me pregunta si de paso cañazo puede hechar unas verduritas y hacerse un pucherete.)
Gracias por pasar, barbudo y todo, Proesor Deveze!

cacho de pan dijo...

sí que llevaba tiempo en silencio...quizás sea la mudez, sinónimo de no existencia, la que la arrastró a este estado de mala desesperanza...siga contando, no pare: es preferible reencarnar en gorrión o loro barranquero. un abrazo.

Melina dijo...

...Bertini: ...qué cortas se quedan las palabras. Qué corta se queda la red a veces. Gracias. De verdad me alegra saber que estás. En alguna parte del mundo. Abrazo grande.

big mouth dijo...

un paso importante para el hombre, un paso evolutivo para el profe SoMico gracias a su monosapiensa (sin dudas)

bigmouth dijo...

(monosapiencia quizá)

jene dijo...

Haber, hay uña encarnada... y me quiere decir que la Certeza es como Chico Novarro... no entiendo, juro que no entiendo....

Melina dijo...

Nooo-zi, no-ziii...; Bigmouth! Quizás los monos nos gustan tanto porque en el fondo no sabemos si la evolución va pa’lante o pa’ trás. “Volvamos al mono...!”, pienso a veces...

Exacto, Jene. jaja CERTEZA=CHICO NOVARRO: ridícula, ...pero de smoking y con fijador. Gansa y pretensiosa a la vez pero, ...confesemos!: quién no la canta..., quién no la quiere un poco...

Las3Musas dijo...

Hola Melina,

qué hallazgo este blog, muy interesante... Uña monada, lo que se dice.

Yo me pregunto ¿Convertirse en uña sana es desencarnarse? Qué karma...

saludos
Musa Rella

hurón . dijo...

Cómo tarda en llegar el dotor!

cacho de pan dijo...

tanto tiempo sin saber de usted!!!
por dónde anda?

Melina dijo...

Musa Rella: al karma me gusta pisotearlo (cosa de que ablande bien), amasarlo con los dedos prénsiles hasta que cobre forma de bola, estirarlo sobre la mesada, y hacer galletitas.

¡Yasescucha el ulular de lamulancia, Hurón!

Cacho!, fui hasta los chinos nomás! Había oferta de caracú. La cola daba más vueltas que bailarina endrogada.

A los tres (Musa, Hurón y Cacho): gracias. Estoy volviendo, sí. Y ya pasearé por sus blogs.